Sistemas de Apuestas Deportivas

En esta sección puedes encontrar diferentes sistemas de apuestas. Hay sistemas muy sencillos que puedes usar sin tener conocimientos previos de estrategias de apuestas y también hay otras sistemas que requiere conocimientos de algunos aspectos de apuestas deportivas como la apuesta de valor o como calcular la probabilidad de un resultado.

Comparte tu Sistema de Apuestas

Si tu tienes un sistema de apuestas que te parece interesante compartir con otros usuarios estaríamos encantados en publicarlo en nuestra pagina web. Envianos un email explicando tu sistema de apuesta y como te ha ido usando este sistema. Todos los sistemas propuesto por nuestros usuarios y publicados en esta pagina son premiados con 30Eur para apostar en una de las casas de apuestas que colaboran con TuBlogdeApuestas.es.

Equipo no Ganador - Sistema de Apuestas Deportivas

Una apuesta estupenda es aquella en la que no es necesario que gane tu equipo para que consigas dinero. Se llama Doble Oportunidad, porque estás respaldado por dos resultados: la pérdida y el empate. Si consigues identificar una situación en la que uno de los dos equipos probablemente no gane, este tipo de apuesta podría resultarte muy atractiva, especialmente si ninguno de los dos equipos son claros favoritos. Pero ten en cuenta que las cuotas serán más bajas que cuando sólo apuestas a que un equipo gana/pierde, y para que sean atractivas, tendrás que hacer tus cálculos para averiguar si las cuotas referidas a ese resultados son interesantes, comparadas con las probabilidades que hayas calculado (mira la sección Apuestas de Valor para más información).

Hay varias situaciones en las que esto puede ser útil pero una de las más comunes es cuando un equipo busca el empate. Intenta escoger un partido donde la intención de uno de los equipos sea sencillamente no perder. Un club que emplee una estrategia tan negativa será raro que gane, y en muchos casos terminarán por perder, ya que juegan a la defensiva. Pero incluso si consiguieran empatar el partido, tu apuesta de Doble Oportunidad contra ellos será ganadora.

Puede haber muchas razones por las que un equipo juegue a no perder. Podría ser porque tienen un partido importante dentro de unos días, por ejemplo en la Champions League. Otras veces, esta apuesta es idónea cuando un equipo pierde a su delantero clave, que es quien marca la mayoría de los goles. Algunos clubs confían en un solo jugador en la delantera, y cuando se lesiona les resulta imposible marcar goles. Muy a menudo, las cuotas no se ajustan tanto como para reflejar esto. Así que puedes apostar contra esos equipos y estar casi seguro de que lo mejor que podrán conseguir será un empate.

Para apostar contra un equipo, lo puedes hacer de muchas maneras. Por una parte puedes apostar tanto a la pérdida como al empate, pero esta, por lo general, no suele ser la manera más eficaz de hacerlo. Las apuestas con Hándicap Asiático son una buena opción, ya que eliminan la posibilidad del empate y siempre dan a uno de los equipos la ventaja de + ½ gol (mira la sección de Apuestas con Handicap Asiático para más información), pero con algunas casas de apuesta, también puedes conseguir cuotas directamente para que un equipo no gane.
 

Casa y Fuera - Sistema de Apuestas Deportivas

Jugar en casa es estadísticamente una gran ventaja en la mayoría de las ligas de fútbol. El apoyo de miles de fans animando da un fuerte impulso a los clubs que juegan en casa e intimida a los visitantes. Aunque los equipos se esfuerzan en los partidos fuera de su campo, ni siquiera los mejores pueden jugar tan bien como en casa. Por supuesto, las casas de apuestas saben esto tan bien como cualquiera, y por eso las cuotas son más cortas cuando un equipo juega en su propio estadio.

Pero hay excepciones a esta regla, y pueden ser muy beneficiosas si las encuentras. Esto, como se menciona en la sección Calcular Probabilidad de Ganar, es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta cuando calculas las probabilidades de que salga un resultado en un partido.

Algunos equipos no encajan en este modelo, y en realidad juegan mejor fuera que en casa. Esto no suele verse reflejado en las cuotas que ofrecen las casas de apuesta, especialmente si el equipo está jugando con otro mejor posicionado en la liga.

En la liga española ha habido varios ejemplos, pero el más claro es el de la temporada 2005/2006, donde las estadísticas del Deportivo fueron:

Deportivo en casa: 6 victorias, 5 empates, 8 derrotas

Deportivo fuera: 9 victorias, 5 empates, 4 derrotas

Como se puede comprobar, el Deportivo tenía un comportamiento mucho mejor fuera de casa que en casa. Hay varias explicaciones para este hecho. A veces, un equipo se siente demasiado presionado por sus fans. Otros equipos adoptan diferentes estrategias y tácticas de juego cuando están fuera, que resultan ser a menudo mejores que las que emplean cuando juegan en casa.

Pero, ¿cómo afectará esto a tus apuestas? Incluso aunque hemos descubierto un equipo que se salga de lo normal, las casas de apuestas mucha veces continuarán estableciendo sus cuotas asumiento que estos equipos tienen una ventaja en casa mayor de la que en realidad tienen. Eso crea oportunidades para encontrar apuestas de valor, porque las cuotas de que gana el Deportivo serán mayores de lo que deberían ser en partidos fuera de casa. De la misma manera, merece la pena apostar contra estos equipos cuando juegan en casa, porque las casas de apuestas muchas veces asumirán que tienen ventaja, cuando en realidad no la tendrán.

Apostar al Empate - Sistema de Apuestas Deportivas

Como en la sección Sitema Casa & Fuera, en la que hablábamos sobre victorias poco comunes en casa y fuera, estadísticamente hay también equipos que empatan muchos partidos.

A la mayor parte de los apostadores les cuesta mucho predecir un empate, por lo que no es sorprendente que esta opción no sea una apuesta muy popular. Es mucho más divertido apostar a una victoria. Así que, ¿por qué apostar a lo que nadie quiere? ¡Pues porque se paga bien! Los empates no deben ser el resultado que escojas de manera habitual, pero en ocasiones tiene sentido apostar a ellos.

Hay varias razones para apostar a un empate, pero también deberías buscar estadísticas que muestren que uno o, aún mejor, ambos equipos empatan con frecuencia. Además, también conviene investigar las razones por las que, en un partido determinado, ambos equipos estarían contentos con un empate.

Las pruebas estadísticas son relativamente fáciles de encontrar; basta con repasar los resultados de la liga en casa y fuera (ver nuestra sección de estadísticas del futbol español), y si puedes localizar a un equipo que empate a menudo en casa, jugando con otro que haga lo mismo fuera, puede que hayas descubierto una buena apuesta. Por supuesto, tendrás que tener en cuenta todos los factores mencionados en la sección Calcular Probabilidad de Ganar pero es posible que hayas dado con una apuesta ganadora. Por ejemplo, el año 08-09, el equipo que más veces empató en casa fue el Betis, con un total de ocho empates; y los equipos que lo hicieron con mayor frecuencia fuera, fueron el Villareal y el Osasunal también con ocho empates. Puedes imaginarte cómo terminaron estos partidos... Tienes razón: dos empates (Betis-Villareal 2-2, Betis-Osasuna 0-0). Por supuesto, esto no pasa siempre, pero es una buena manera de calcular las posibilidades de empate y posiblemente conseguir una buena apuesta de valor.

La segunda opción es intentar encontrar un partido en el que a ambos equipos les cueste derrotar al otro. Una buena forma de hacerlo es buscar partidos entre equipos que estén en la parte media/alta de la clasificación y en buena forma, jugando en casa contra equipos de los primeros puestos que jueguen fuera. Por ejemplo, los partidos de la temporada 2008-2009 que encajan con este perfil podrían ser los del Valencia contra el Barcelona. El equipo visitante tiene la ventaja de puntuar si no pierde, pero también les costará marcar un gol a un equipo en buena forma que juega en casa. Dependiendo de la situación en la liga y los resultados de partidos anteriores, ambos equipos podrían conformarse con un empate, y la verdad es que ése suele ser el resultado. Otra situación típica en la que ambos se conforman con el empate suelen ser los derbys. Aunque inicialmente ambos equipos harán lo posible para ganar contra su más encarnizado rival, perder sería lo peor, así que los dos se suelen dar por satisfechos con empatar.

Otras cosas que hay que buscar cuando se quiere apostar al empate son equipos con un juego defensivo que tienden a empatar más. Pero podría haber una explicación lógica cuando cierto equipo empieza a empatar unos cuantos partidos. ¿Tienen problemas para marcar? Si los tienen, ¿por qué? (quizás su delantero clave esté lesionado). ¿Es psicológico? A la larga, es posible que un equipo intente siempre conseguir por lo menos un punto; es decir, empatar. Un equipo con partidos duros en perspectiva también podría conformarse con un empate.

También hay ciertas tendencias generales que favorecen los empates, como pueden ser:

Partidos en los que ambos equipos se queden satisfechos con conseguir un punto. Por ejemplo, cuando un empate es suficiente para ambos para evitar el descenso o para clasificarse para una competición de copa.

Partidos que se juegan con mal tiempo; por ejemplo, con lluvia fuerte, que suelen terminar con menos goles y hay más oportunidades para empatar.

Victoria y Empate Combinados - Sistema de Apuestas Deportivas

El sistema de victoria y empate combinados es aquél en el que escoges dos partidos en los que estés seguro casi al 100% de quién ganará, incluso aunque las cuotas ofertadas sean bajas, y combinas estos resultados con apuestas a una serie de empates.

Tendrás que hacer unas 10 apuestas en total 2 “partidos” seguros junto con un empate (así que en total serán 10 apuestas cobinados en 3 partidos con dos favoritos y un empate).

Originalmente yo empleaba este sistema de apuestas escogiendo los empates entre partidos de balonmano o hockey sobre hielo, en los que las cuotas para los empates son mucho más altas que en el fútbol, pero cuando miras a las estadísticas, los empates son resultados frecuentes; pero, por supuesto, puedes jugar también en fútbol, por ejemplo escogiendo empates en ligas donde se dan a menudo, como la Liga francesa.

Aquí puedes encontrar un ejemplo sin los nombres de los equipos, sólo con cifras:

- Primer favorito con cuota 1.3

- Segundo favorito con cuota 1.3

- 10 * empates con cuota 3.5 (si apuestas en balonmano o hockey sobre hielo, las cuotas para el empate serán de aprox. 5-8).

Esto te da unas cuota totales de aproximadamente 6, y si apuestas 10 euros en 10 juegos diferentes, conseguirás los siguientes resultados:

Si uno de tus favoritos no gana, pierdes 100 euros.

Si tus favoritos ganan pero no hay ningún empate entre los 10 partidos, pierdes 100 euros.

Si hay 1 empate, pierdes 40 euros.

Si hay 2 empates, ganas 20 euros.

Si hay 3 empates, ganas 80 euros.

Si hay 4 empates, ganas 140 euros.

Si hay 5 empates, ganas 200 euros.

Si hay 6 empates, ganas 260 euros.

Si hay 7 empates, ganas 320 euros.

Si hay 8 empates, ganas 380 euros.

Si hay 9 empates, ganas 440 euros.

Si hay 10 empates, ganas 500 euros.

En la Liga Española, hay un promedio de alrededor del 23% por ronda de partidos que termina en empate; pero por ejemplo, en la liga francesa, sube al 30%, y en la inglesa, alrededor del 26% de los partidos termina en empate.

Respaldar Apuestas - Sistema de Apuestas Deportivas

Ésta es una estrategia de apuestas en la que no ganarás una fortuna, pero constituye una forma muy segura de ganar a la larga.

Lo este sistema intenta hacer es minimizar la opción de perder respaldando las distintas apuestas con otras apuestas.

Lo primero que necesitarás es una calculadora de cuotas; en la sección de herramientas puedes encontrar ayuda con estos cálculos, pero son bastante simples. Así que veamos un ejemplo en el que planeamos apostar 50 euros en, digamos, un Barcelona-Osasuna.

Aquí está el ejemplo:

Barcelona es un claro favorito, y por lo tanto apostamos de la siguiente manera:

Cuota para un resultado final de “0-1”: 13,50. Apostamos 4,04 euros, lo que nos da dará unas ganancias de 54,54 euros.

Cuota para un resultado final de “1-0”: 7,40. Apostamos 7,57 euros, lo que nos dará unas ganancias de 54,50 euros.

Cuota para “Dos goles o más”: 1.42 ->. Apostamos 38,39 euros, lo que nos dará unas ganancias de 54,51 euros.

.33

Con esta apuesta, sólo perderiamos los 50 euros si el partido termina 0-0.

En el resto de los casos, las ganancias serían del 8,28% o de aproximadamente 4,50 euros sobre la apuesta total de 50 euros. Aunque no parezcan unas ganancias muy grandes sobre la inversión, también es posible usar este sistema apostando de una manera más arriesgada, con equipos en los que no haya un claro favorito y cuando estés casi seguro de que habrá por lo menos un gol.
 

Apostar Durante el Partido en Directo

Hoy en día casi todas las casas de apuestas ofrecen la posibilidad de apostar durante un partido tanto en el resultado final como en muchas otras tipos de apuestas como que equipo sacara el siguiente saque de esquina, recibirá la próxima tarjeta amarilla, etc.

A diferencia de las cuotas ofrecida antes de un partido que la casa de apuestas tiene mucho tiempo para analizar y cambiar (pueden ver lo que ofrecen los demás casas de apuestas, pueden cambiar las cuotas si por ejemplo algunos jugadores se lesionan, etc.) las cuotas ofrecido durante un partido son mucho mas mecánicos. Para poder ofrecer tantas apuestas en vivo (en todo tipo de deportes) tienen ordenadores y programas muy avanzados que les ayudan a poner las cuotas durante un partido aunque obviamente supervisado por empleados de la casa de apuestas. Las casas de apuestas tienen pre-programado los cambios de las cuotas según lo que pudiera pasar en un partido. Por ejemplo si equipo A adelanta marcando un gol ya automáticamente bajan la cuota por una victoria de equipo A con un porcentaje predefinido (hay mas factores que tienen en cuenta aparte del gol pero lo que no siempre tienen en cuenta es si el gol marcado por equipo A ha sido por buen juego o que realmente el equipo B debería ir ganando pero han tenido “mala suerte”).

Esto significa que algunas veces puedes encontrar apuestas de mucho valor durante un partido apostando en contra del resultado. Si estas viendo un partido en vivo y pasa algo que no es “merecido” según el juego del partido muchas veces puedes encontrar una apuesta de valor apostando por el equipo que va perdiendo (puede ser una apuesta de empate o que ellos marcan el siguiente gol o victoria todo depende de las cuotas ofrecida y también hace falta hacer tus cálculos para saber si las nuevas cuotas ofrecidos son de valor).

En algunos casos también puedes encontrar una apuesta de valor antes de que haya pasado nada importante en el partido simplemente viendo la motivación de los jugadores de cada equipo. Por ejemplo si un gran equipo juega fuera de casa contra un equipo más modesto en muchos casos puedes ver en los primeros 5-10 minutos que motivados están los dos equipos y así encontrar una apuesta interesante en una victoria local o hasta un empate.

Otra posibilidad de encontrar apuestas de valor es cuando un jugador es expulsado. Los programas de las casas de apuestas normalmente bajan la cuota del equipo de la expulsión (obviamente depende del resultado antes de la expulsión) y mucho veces pasa justamente lo contrario que el equipo se motiva todavía mas y que todo el mundo hace un sobre esfuerzo.